John Bardeen, el único hombre en ganar dos premios Nobel de física

La historia de la ciencia no siempre es justa con sus protagonistas: Mientras que algunos científicos gozan de enorme popularidad, otros son poco conocidos o incluso olvidados por la población en general. Y lo más curioso es que, paradójicamente, en muchas ocasiones estos científicos "poco conocidos" han realizado importantísimas aportaciones a la ciencia. Es el caso del físico John Bardeen, uno de los científicos más importantes del siglo XX y que, por desgracia, no goza de una fama a la altura de sus contribuciones. El periódico Chicago Tribune definió a la perfección la figura de Bardeen en la historia:

“Para los científicos Bardeen es un Einstein. Para el público en general es un … ¿John qué?”

Bardeen nació en Madison (Wisconsin) en el año 1908. Su padre era profesor de anatomía y llegó a ser el primer decano de la facultad de medicina en la universidad de Wisconsin, y su madre, que gozaba de cierta fama, se dedicaba al mundo del arte. Por tanto, se puede decir que John nació en una familia intelectual que siempre le alentó a los estudios. Además, el chico era bastante despierto y tenía pasión por la ciencia: Cuando estaba en séptimo grado, su profesor le dijo que gozaba de un gran talento para las matemáticas y que en un futuro podría conseguir un trabajo dentro de ese campo.

Terminó la educación secundaria con 15 años, pero sus profesores aseguraron que, si él hubiera querido, podría haberla abandonado varios años antes (se cree que la decisión de no abandonarla por parte de Bardeen fue la muerte de su madre, que tenía cáncer, además de que quería ampliar sus estudios todo lo posible). En la universidad pasó a formar parte de algunas de las más importantes asociaciones estudiantiles y se licenció en ingeniería. Más tarde, en el año 1936, acabaría consiguiendo un doctorado en la materia que más amaba: La física matemática.

Influenciado y apoyado por científicos tan importantes como Paul Dirac, Werner Heisenberg o Van Vleck, su carrera tenía un futuro prometedor. Y así fue.

Su carrera profesional pasó por varias etapas. En un principio, trabajó como profesor, luego trabajó para varias empresas e, incluso, le ofrecieron participar en el Proyecto Manhattan (trabajo que rechazó, a pesar del éxito que pudiera haber ganado allí). Finalmente, el lugar en el que se sintió más cómodo fue en el laboratorio Bell, donde pasaría una buena parte de su vida.

Pero dejemos a un lado su trayectoria y vayamos a lo importante: ¿Por qué Bardeen se merece un puesto más importante en la historia de la física? Vamos a verlo:

Durante el año 1947, Bardeen estaba trabajando con sus compañeros Shockley y Brattain en los ya mencionados laboratorios Bell, cuando descubrieron un invento que les cambiaría la vida: El transistor. Su trabajo no era precisamente el de descubrir el transistor, sino un proyecto de telefonía que, por unas causas u otras, acabó desembocando en este invento. Básicamente, el transistor se utiliza para controlar y regular una corriente muy grande mediante una señal muy pequeña (sus usos son innumerables: Como amplificador, como oscilador, como convertidor...).

La creación del transistor es, probablemente, el mayor invento del siglo XX, y una enorme cantidad de la tecnología que usamos a día de hoy sería imposible sin los transistores. Algunos historiadores han llegado a decir que el transistor es para el siglo XX lo que la máquina de vapor fue para la Revolución Industrial. Y si no me creéis, simplemente echad un vistazo a sus aplicaciones en nuestro día a día: Se usa en las televisiones, los ordenadores, los teléfonos móviles, los microondas, las calculadoras... Es algo fundamental en cualquier aparato actual que tenga una mínima complejidad tecnológica (sin los transistores, no podrías estar leyendo esto desde tu ordenador, por ejemplo).

De hecho, dada la importancia del descubrimiento y para asegurarse la patente, los tres científicos mantuvieron en secreto su transistor unos cuantos meses hasta que terminaron de modificarlo por completo y crearon algo completamente funcional, para evitar así que alguien se les adelantara a la hora de patentarlo.

Y todo este esfuerzo dio sus frutos: El premio Nobel de física de 1956 fue para este trío de científicos "por sus investigaciones sobre los semiconductores y el descubrimiento del efecto transistor". Hay una curiosa anécdota relacionada con Bardeen: Cuando el rey Gustavo VI Adolfo de Suecia estaba entregando los premios Nobel, le preguntó a John Bardeen por su familia. Bardeen respondió que, de los tres hijos que tenía, sólo había venido uno a la entrega de premios, porque los otros dos estaban estudiando en la Universidad de Harvard y no quería que interrumpieran los estudios por algo así. El rey se quedó atónito ante esta respuesta y le dijo a Bardeen que, si alguna vez se volvían a ver, le obligaría a traer a toda su familia para conocerlos, y John se lo prometió. ¿Se cumpliría este encuentro o se quedaría todo en una promesa incumplida? Seguid leyendo y lo descubriréis.

Tras la invención del transistor, Bardeen fue contratado por la Universidad de Illinois (cobrando alrededor de 10.000 dólares al año). Allí trabajo activamente como profesor, pero también estableció un programa de investigación en el departamento de ingeniería eléctrica y otro en el de física. Y, la verdad, estas investigaciones proporcionaron unos resultados espléndidos: Bardeen consiguió desarrollar la teoría BCS.

¿En qué consistía? Básicamente, la teoría explica el fenómeno de la superconductividad, una característica presente en algunos materiales que permite conducir la corriente eléctrica sin resistencia y pérdida de energía bajo unas determinadas temperaturas. Para explicarlo de forma fácil, pongo un ejemplo: Cuando se disminuye la temperatura de un conductor, su resistividad eléctrica también disminuye; sin embargo, ningún conductor "normal" puede llegar a tener una resistividad nula. Por el contrario, un superconductor, cuando llega a una determinada temperatura crítica, consigue una resistividad nula.

Pues bien, la teoría BCS explica de forma detallada el porqué de este fenómeno. Bardeen no realizó este descubrimiento él solo. También colaboraron en su elaboración los físicos Leon Cooper y John Robert Schrieffer. A pesar de que no logra explicar algunos aspectos (hay determinados superconductores especiales con los que esta teoría tiene problemas), fue un éxito en general.

Finalmente, en el año 1972, los tres investigadores obtuvieron su recompensa: Se les concedió el premio Nobel de física "por su desarrollo de la teoría de la superconductividad, conocida como teoría BCS". Gran parte del dinero que consiguió con este premio lo donó a organizaciones para el avance de la ciencia, convirtiéndose así en el primer y único científico en ganar dos premios Nobel de física.

Y, por cierto, ¿recordáis la anécdota del rey de Suecia y los hijos de Bardeen? Pues la respuesta es que el trato se cumplió: Bardeen llevó a todos sus hijos para que conocieran al rey (con enorme alegría por haber logrado la hazaña de viajar allí por segunda vez a recoger el premio, supongo).

Por supuesto, aunque no lo he comentado en el artículo, Bardeen ganó muchísimos más premios a lo largo de su vida además de los Nobel (la Medalla de ciencia nacional, la medalla Franklin, la medalla de honor del IEEE...).

La vida de Bardeen acabó el 30 de enero de 1991 a causa de una enfermedad cardíaca. Su vida fue una continua sucesión de logros científicos, pero eso no corrompió su personalidad: Según se dice de él, era muy modesto y nunca presumía de sus descubrimientos, celebraba comidas con sus amigos, iba de picnic con su familia y amaba el golf. Bardeen ha sido conmemorado en varias ocasiones y, de hecho, llegó a ser convertido en un sello en EEUU.

Sin embargo, a pesar de todo esto, su popularidad nunca alcanzó la de otros compañeros suyos. ¿Por qué? Quién sabe, pero lo cierto es que, sin duda alguna, merece ser más recordado. Espero haber contribuido a ello con este post.

NOTA: Este artículo es mi participación para la XIV edición del Carnaval de la Física, que en esta ocasión organiza eulez en su blog.


13 comentarios:

eulez dijo...

Uf, me voy a poner tiquismiquis con una cosa. Dices que "Bardeen consiguió explicar la teoría BCS". Esto no está bien escrito, porque él fue uno de los que desarrollaron la teoría (¿las teorías se explican?). Sería más bien, "Bardeen fue uno de los desarrolladores/creadores/partícipes de la teoría BCS"

Ya se que soy quisquilloso con esto pero creo que sabes porqué.

Por lo demás, muy buen post! A lo del efecto transistor no se le ha dado la importancia suficiente cuando es trascendental para la tecnología actual.

Cendrero (Adm. El Busto de Palas) dijo...

@eulez: Corregido, muchas gracias :-)

Pues sí, la verdad es que es una pena que el transistor sea algo a lo que se le ha dado tan poca importancia en la historia de la ciencia, teniendo en cuenta su importancia real.

Muchas gracias por comentar y suerte con el carnaval de física, perdón por llegar tan tarde xDD

Dani dijo...

Muy bueno, Cendrero. Inexplicable que un personaje como éste sea popularmente desconocido. Pero así es.

Saludos

Cendrero (Adm. El Busto de Palas) dijo...

@Dani: Gracias Dani :-) Pues sí, es bastante triste ver cómo una vida tan espectacular llena de descubrimientos es tan poco conocida y divulgada. En fin, espero que este artículo sirva un poco como homenaje.

Saludos y gracias por pasar!

César dijo...

A Bardeen le pasa lo mismo que a Philo Farnsworth. Son científico-técnicos, no ahondan en lo que en el imaginario popular se entiende por misterios del cosmos. La física del estado sólido crea pocos héroes en general.

Yo en su día también le dediqué unas palabras.

Buen artículo.

Luis dijo...

Me parece una entrada importante. Mi especialidad es precisamente la Física del Estado Sólido y el transporte electrónico en nanoestructuras, vamos que Bardeen es mi abuelo ;-) Un dato interesante sería hacer una estadística de cuantos premios Nobel ha habido de Física del Estado Sólido. Yo creo que el número debe ser parecido al de Física de Partículas, Cosmología, etc.
Enhorabuena por el aporte!!!

Derlys Fabian dijo...

Pues como dice el articulo "era muy modesto", tal vez por eso no fue conocido. Muy buen articulo dicha sea de paso =)

Alfonso dijo...

Sí, la verdad es que debería ser más reconocido, pero también han habido científicos de otras disciplinas que también han ganado dos premios Nobel, y que tampoco son muy conocidos (no recuerdo nombres en este momento, pero se que son varios).

Alive dijo...

Fantástica entrada.

Alfonso, a mí se me viene a la cabeza Linus Pauling: http://es.wikipedia.org/wiki/Linus_Pauling , que ha ganado dos Nobeles (¿pongo tilde, no pongo tilde a "Nobeles"?), aunque en esta entrada se habla del Nobel de física, no de todos los Nobeles, porque entonces sí habría gente que los ha ganado dos veces.

Saludoss.

Anónimo dijo...

A menudo pienso que la mayoria de la gente no valora lo importante, este post pienso que lo demuestra. Me indigna que conozca antes a Belen Esteban que a este hombre, pero no es culpa mia (mejor dicho, no es toda la culpa mia), la mayoria de la gente prefiere conocer a Belen Esteban y eso es lo que nos dan todos los dias en todos los medios (generalizo aunque no se debe).... Asi vamos.

Pablo dijo...

Otro gran hombre desconocido... y mientras tenemos que tragarnos a la esteban.

Kleiser dijo...

Bueno Cendrero parece que tu blog anda viento en popa. Que sepas que aunque he estado muy inactivo ultimamente he seguido tus articulos (bueno en realidad solo los que hacian relacion con la ciencia, es que soy un poco sectario xD).

Bardeen es uno de otros tantos que, habiendo contribuido a el desarrollo de la tecnologia actual con cosas tan decisivas como el transistor no han quedado grabados en el imaginaria popular. Siempre queda la esperanza de que el futuro les haga un hueco en el Hall of Fame.

Saludos.

Anónimo dijo...

Je pense que les propriétaires d'autres sites devraient prendre elbustodepalas.blogspot.ru comme un modèle, très propre et un excellent style utilisateur conviviale et design, sans parler du contenu. Vous êtes un expert dans ce sujet!

 

El Busto de Palas está bajo licencia Creative Commons | Template design by O Pregador | Powered by Blogger Templates