Animales que ya no podemos ver (12ª parte) El Smilodon

El Smilodon, incorrectamente conocido como "Tigre dientes de sable" (aspecto que se explicará más adelante), se ha ganado una gran reputación como un gran cazador. Este género, que contiene tres especies muy parecidas entre sí, es altamente conocida gracias a sus largos colmillos. El Smilodon fatalis, Smilodon gracilis y el Smilodon populator suponen un género de poderosos felinos que dominaron toda América del Norte durante siglos.

Como decía en la introducción, el nombre común que se le suele aplicar a este género es incorrecto. En realidad, ese nombre se utiliza para nombrar a cualquier animal que posea unos dientes de sable. Aunque parezca mentira, hay un total de 27 especies que se merecen ese apodo. Muchas de ellas son biológicamente lejanas, pero por causas de evolución convergente han acabado desarrollar ese tipo de colmillos. Aunque es cierto que de todos los animales que portan esos colmillos el más famoso es el Smilodon, llamarlo "Tigre dientes de sable" es una inexactitud que puede acabar llevando al error.

Este animal apareció hace unos 3 millones de años, es decir, a finales del Plioceno. Poblaron toda América del Norte, y, al final de su existencia, intentaron colonizar América del Sur, coincidiendo con el Gran Intercambio Americano. Se extinguieron con el final del Pleistoceno, hace unos 12.000 años aproximadamente.

Estos felinos destacan por tener un cuerpo especialmente robusto y potente, más que cualquier felino actual. La evidencia de este hecho lo hallamos en sus huesos, los cuales son muy robustos y, por tanto, deberían estar diseñados para mantener unos músculos potentes y muy desarrollados. Esta potencia muscular se veía reflejada también en su peso: La especie más pequeña solía pesar unos 150 kg, mientras que la más grande alcanzaba los 350 kg. Se ha especulado que un macho excepcionalmente grande podría haber llegado a los 500 kg. Respecto a su altura, aunque también variara con la especie, solía rondar el metro o metro y medio, mientras que la longitud lateral podía llegar a los dos metros y medio. Sin embargo, esta musculatura no le daba mayor velocidad, ya que el Smilodon era más lento que cualquiera de los grandes felinos que vemos hoy.

Pero, sin ninguna duda, el aspecto más interesante de este animal son sus largos colmillos. Estos "dientes de sable", una versión prolongada de sus caninos, podían llegar a medir 20 centímetros y tardaban 18 meses en desarrollarse. Evidentemente, su principal uso era el de la caza. Cuando atacaban a una presa, dirigían su mordedura al cuello. De esta forma, sus grande colmillos partían literalmente sus los huesos de la presa y la mataban instantáneamente. Sin embargo, esto suponía un gran riesgo de ruptura para sus colmillos, así que también existía otra forma más delicada de llevar a cabo su objetivo: Hundían sus colmillos en el cuello de la víctima de forma que bloqueaban la tráquea (y, por tanto, bloqueaban la respiración) y al mismo tiempo destrozaban las arterias que llevaban sangre al cerebro (acto mediante el cual mataban definitivamente a la presa).

Sin embargo, se ha demostrado que la potencia con la que mordían era menor que la que ejercen otros felinos. Por ejemplo, el león puede realizar una mordedura tres veces más potente. ¿Para qué le servían entonces tantos músculos y largos dientes al Smilodon si su mordedura era más débil? La respuesta a esta aparente paradoja está relacionada con el tipo de caza que realizaban. Usando su pesado y poderoso cuerpo para inmovilizar a la víctima, el Smilodon clavaba sus colmillos en el cuello intentando alcanzar una longitud profunda. Gracias a esta forma de cazar, no era necesaria mucha potencia en la boca, sino una gran resistencia en los colmillos (aspecto en el que el Smilodon supera ampliamente a cualquier león) y una buena abertura de la boca (basta con decir que, mientras el león tiene una abertura de 65º, el Smilodon goza de una de 120º). Sencillamente, el Smilodon tiene una forma de caza diferente a la que practican otros felinos actuales. Por último, también hay que destacar que los colmillos estaban presentes tanto en hembras como en machos, por lo que no existía diformismo sexual.

Otro elemento implicado en la caza de este género eran sus patas. Dotadas de potentes músculos, estaban diseñadas no para correr, sino para derribar a su presa e impedir sus movimientos. Gracias a las uñas retráctiles y al peso de todo el cuerpo en general, el Smilodon podía mantener a su presa fijas en el suelo sin ningún tipo de posibilidad para escapar mientras sus colmillos hacían el resto.

Su alimentación era únicamente carnívora, y se especializaban en grandes presas: Bisontes, alces, camellos, ciervos, megaterios, crías de mamuts y mastodontes. Como se puede observar en los anteriores ejemplos, no solían atacar especies pequeñas, ya que su estilo de caza no eran las largas carreras y batallas, sino un ataque directo. Además, sus colmillos se habían especializado en atacar al cuello de la forma anteriormente descrita, por lo cual atacar presas pequeñas y huidizas era bastante incómodo para ellos.

Respecto a su organización social, se cree que estaban organizados en manadas gobernadas por uno o dos machos. También habría hembras, crías y machos jóvenes todavía en crecimiento. Todo esto se es una suposición de los expertos en base a numerosos fósiles que se estaban recuperando de una fractura grave. Si este animal fuera un cazador solitario, al romperse un colmillo o una pierna habría muerto casi instantáneamente por la imposibilidad de cazar. Sin embargo, el hallazgo de fósiles a mitad de la recuperación hacen pensar que el resto del grupo alimentaba y cuidaba al herido mientras se recuperaba.

Pero, ¿cómo se extinguió esta poderosa especie? El Smilodon fue parte de la extinción masiva que supuso el acontecimiento conocido como Gran Intercambio Americano. Este suceso fue una migración de las especies animales de Anérica del Sur hacia el Norte y la migración de las especies de América del Norte hacia el Sur. Esto fue un gran cambio en el hábitat y las costumbres de muchísimas especies. El Smilodon, como especie natal que era de América del Norte, emigró hacia América del Sur, donde su destino no fue demasiado bueno.

La principal causa fue la extinción de sus mayores presas. Como hemos dicho antes, el Smilodon se especializaba en animales grandes, como los megaterios o los mamuts. Y precisamente por culpa de esa excesiva especialización no pudo sobrevivir. Mientras que los grandes animales que habían sido sus presas durante largos años se iban extinguiendo, el Smilodon iba viendo cómo se reducía su rango de presas y hábitats.

Algunos biólogos también piensan que el ser humano pudo tener cierta influencia sobre ellos, pero más bien se tiene en cuenta el cambio climático que hubo en esa época. Unas temperaturas cada vez más difíciles para ellos, combinadas con el nuevo territorio, la presión de grupos humanos y, sobre todo, la falta de sus presas habituales, convirtieron la vida de esta especie en una odisea. Finalmente, acabó extinguiéndose alrededor del año 12.000 A.C.


15 comentarios:

octopusmagnificens dijo...

Buen artículo. ¿Quién ganaría una pelea, el Smilodon populator o la Panthera leo atrox? ¿Cuál de los dos era más peligroso para los paleoindios?

Dani dijo...

Muy bueno. ¿La primera foto es de una réplica o diseñada por ordenador?...

Una pena que la sección llegue ponto a su fin.

Alejandro Tropea dijo...

Excelente artículo. Siempre me interesó el tema de los animales que ya no están, no solo los del jurásico, sino todos, desde los trilobites para acá. Y estos artículos son una gran idea. Interesante imagen la lograda del Smilodon.

Marcos Callau dijo...

Este es uno de los animales extinguidos más espectaculares y siempre me han llamado mucho la atención. Últimamente lo he visto caricaturizado en Ice Age pero no es lo mismo. realmente da miedo pensar que ese para de colmillos se podían hundir en el cuello. Tremendo.

Yunni dijo...

Hola Cendrero. Disculpa la molestia, si me haces el favor: ¿Depronto sabes si los actuales felinos descendieron o evolucionaron de los smilodon?

PEPE CAHIERS dijo...

Lástima, hubiera sido un magnífico animal. No se si ha podido usted visionar la película "10.000". En ella sale uno de estos animales, muy bien hecho pero creo que algo exagerado respecto al tamaño.

Cendrero (Adm. El Busto de Palas) dijo...

@octopusmagnificens: Mmm... difícil pregunta. Veamos: En primer lugar, el Panthera leo atrox es probablemente el felino más grande que ha existido, un factor bastante importante. También se dice que eran los depredadores dominantes en América en esa época, por encima que el Smilodon.

Sin embargo, tengo entendido que el Panthera leo atrox era más carroñero que cazador, así que quizás en una pelea cuerpo a cuerpo pudiera ganar el Smilodon al estar más adaptado al ataque.

Por supuesto, son sólo suposiciones mías :P

@Dani: Me parece que está hecha a ordenador... Creo... Más que nada por la perfección del fondo y el pelo ;)

De pena nada, hay que renovarse o morir :D Ya me estoy cansando yo mismo de ella, así que va siendo hora de meterle algo de aire fresco al blog. Me quedan dos o tres artículos de los animales extintos.

@Alejandro: A mí también es un tema que me fascina, es genial poder imaginarse a partir de los datos obtenidos a estos animales que nos resultaría imposible ver en la realidad. Vamos a ver si ya los voy terminando y dejo esta serie bien cerrada ;)

Gracias por pasarte por aquí, ¡saludos!

@Marcos: Sí, llama mucho la atención ese par de colmillos, lo convierten en un animal único. En Ice Age era bastante gracioso, pero cambia mucho la impresión de verlo en animación "de dibujos" a verlo en su forma real :D

No me puedo imaginar lo que se siente cuando está a punto de clavar sus colmillos en el cuello de la víctima. Sin duda, era un gran cazador.

@Yunni: Estoy casi seguro de que no, no descienden del Smilodon. De todas formas, voy a buscar unos pocos datos más para darte fuentes fiables. Te lo confirmo en otro comentario, busca más abajo con el cursor y seguro que te encuentras con mi respuesta más tarde o más temprano :)

@Pepe: La verdad es que habría sido un animal deslumbrante, uno de los más espectaculares del planeta. No he visto la película que me mencionas, así que por desgracia no puedo darte indicaciones. Lo siento :(

¡Saludos!

Cendrero (Adm. El Busto de Palas) dijo...

@Yunni: Como yo pensaba, la respuesta a tu pregunta es negativa. Los Felidae son una familia que se divide en tres subfamilias: Los felinae (entre los que se encuentran los pumas, los gatos o los guepardos), los pantherinae (entre los que se encuentran los leones), y los machairodontinae (entre los que se encuentran los Smilodones). Son tres subfamilias diferentes que parten de una misma familia.

PEPE CAHIERS dijo...

La primera foto que ha puesto usted corresponde a una serie de la BBC titulada "Caminando entre las bestias", que se hizo después de "Caminando entre dinosaurios" y efectivamente está hecha con ordenador.

Alejandro dijo...

Me he leído tu artículo, he buscado información por internet pero no he encontrado ninguna explicación de su nombre: Smilodon.Es que su nombre me recuerda al verbo "Smile" que como todos sabemos es sonreir, lo cual parece algo lógico al tener siempre la boca abierta por esos colmilos enormes pero por más que miro fotografías no veo la sonrisa por ningún lado, es más, parecían muy fieros o al menos es como los pintan (y nunca mejor dicho)!!!!

Cendrero (Adm. El Busto de Palas) dijo...

@Pepe Cahiers: ¡Gracias por el dato! No conocía estos documentales, voy a ver si los encuentro y los veo, seguro que me gustan y me vienen bien para esta serie.

@Alejandro: Yo sí que he encontrado algo por internet. No tiene que ver con la sonrisa, sino con los dientes de sable.

El nombre Smilodon es un bahuvrihi del griego: σμίλη, smilē, "cincel" y del griego ὀδoύς, ὀδόντος, odoús, Genitivo: odóntos, “diente”).

Fuente, en apartado "Etimología".

Alive dijo...

Excelente artículo. Este tigre es uno de esos animales extinguidos que son muy conocidos y salen en bastantes películas... incluso salía en Ice Age. También había uno de estos en 10.000, aunque con un tamaño exagerado, como ha dicho Pepe Cahiers.

Saludoss.

Cendrero (Adm. El Busto de Palas) dijo...

@Alive: Gracias Alive, me alegro de que te gustara. Este animal, debido a sus característicos dientes de sable, es un elemento bastante atrayente para cualquier película que se base en esta época. Impresionan bastante, y eso en el cine es algo imprescindible. Aunque el de Ice Age tampoco es que impresionara demasiado XD

Anónimo dijo...

metáfora de don federico en la radio: los "megaterios de zarzalejos" en abc......

Anónimo dijo...

tambien podrias poner del "aveelefante" ¿no crees?

 

El Busto de Palas está bajo licencia Creative Commons | Template design by O Pregador | Powered by Blogger Templates