Algunos relatos de Edgar Allan Poe (4ª parte): El entierro prematuro

Continuamos con nuestra revisión sobre los mejores relatos de Poe, esta vez con un relato que muestra uno de los más terribles temores del hombre: ser enterrado vivo. Con "El entierro prematuro", Poe deja constancia de uno de los horrores más grandes que le pueden acontecer a una persona. Miedo, angustia y preocupación se mezclan en un relato que no os dejará indiferentes.


Como siempre, unas aclaraciones, os recuerdo que lo podéis leer completo aquí, gracias al proyecto Wikisource. En este artículo no desvelaremos el final ni datos vitales del argumento, por lo que se puede leer tranquilamente. Sólo hay una parte que podría dar ideas sobre el final y que podría molestaros, por lo que he puesto un aviso en letras bien grandes para que antes de llegar a ese punto tengáis cuidado si no lo habéis leído. Dicho esto, comencemos.

Breve resumen del relato (sin desvelar el final ni datos claves)

Nuestro anónimo protagonista sufre una terrible enfermedad llamada catalepsia, por la cual parece morir en ocasiones y no vuelve a la normalidad hasta que pasa un tiempo. A sabiendas de ésto, coge un temor exagerado a ser enterrado vivo (horror del que nos relata varios casos reales) y desarrolla las más extrañas técnicas para que no ocurra ésto. Su desesperada fobia lo acabará llevando a terribles pesadillas y temores que atormentarán su vida.

Análisis del contenido

La característica principal es el miedo del autor, está angustiado por una posible muerte de esa forma, se siente preocupado y no puede pensar en otra cosa. Durante todo el relato nos inspira sus miedos de que alguien confundiera su enfermedad con la verdadera muerte:

"En todos mis padecimientos no había sufrimiento físico, sino una infinita angustia moral. Mi imaginación se volvió macabra. Hablaba de "gusanos, de tumbas, de epitafios". Me perdía en meditaciones sobre la muerte, y la idea del entierro prematuro se apoderaba de mi mente. El espeluznante peligro al cual estaba expuesto me obsesionaba día y noche"

Otro elemento presente en el relato es la pequeña introducción que nos hace para convencernos de que el miedo a ser enterrado vivo es algo real y que mucha gente ha sufrido. En esa época, el miedo a ser enterrado vivo era algo común, mucha gente lo temía. Durante casi 5 páginas nos relata diversos casos en los que se ha visto un entierro prematuro, a fin de que entendamos sus temores:
"Yo podría referir ahora mismo, si fuera necesario, cien ejemplos bien probados (...) En el año 1810 tuvo lugar en Francia un caso de inhumación prematura, en circunstancias que contribuyen mucho a justificar la afirmación de que la verdad es más extraña que la ficción"
El relato, narrado en primera persona, nos muestra un temor común en esa época que asustaba a la sociedad y, posiblemente, al propio Poe. Gracias a este tipo de narración, el relato adquiere más veracidad, parece que el autor quiere meternos a nosotros también el miedo a ser enterrados vivos. Intenta asustarnos con pruebas y horribles descripciones:
"Ser enterrado vivo es, sin ningún género de duda, el más terrorífico extremo que jamás haya caído en suerte a un simple mortal (...) Consiguió abrir las tumbas de toda la humanidad, y de cada una salían las irradiaciones fosfóricas de la descomposición, de forma que pude ver sus más escondidos rincones y los cuerpos amortajados en su triste y solemne sueño con el gusano"

AVISO (no leas este punto si no has leído el relato): Un aspecto curioso de la obra es que termina con un final feliz, acaba venciendo sus miedos. ¿Que por qué es curioso? Pues porque estamos hablando de Poe, cuyos relatos acaban siempre con el protagonista loco, en la cárcel o muerto. Ver un relato con un final feliz es algo inédito para los lectores de Poe. "Mi alma adquirió temple, vigor. Salí fuera. Hice ejercicios duros. Respiré aire puro. Pensé en más cosas que en la muerte"

Valoración personal/Recomendación

Por supuesto, altamente recomendable, es un relato menos conocido de Poe, pero de la misma calidad que los anteriormente comentados. El protagonista logra contagiarnos su temor, narra una a una sus terribles pesadillas y fantasías, nos describe sus miedos y su desesperación. El relato empieza de una forma un poco diferente a la del resto de Poe, con la narración de distintos hechos reales para meternos en situación, pero en cuanto avanza un poco el relato vuelve a la línea de Edgar.

Como siempre, os ofrezco que lo leáis y que dejéis vuestra opinión (también podéis dejar recomendaciones para próximos artículos de Poe, hay bastantes alternativas).

Fuente

El entierro prematuro - Wikipedia

NOTA IMPORTANTE: En los comentarios está permitido hablar de cualquier aspecto de la obra y del argumento, por lo que si no la ha leído, tenga cuidado por favor.

2 comentarios:

Dani dijo...

Basado en este excepcional relato, Roger Corman rodó en 1962 la película "La obsesión", es curiosa de ver, serie B pero de la buena. El actor protagonista era Ray Milland, quién protagonizó también otra de mis pelis favoritas de mi infancia "El hombre con rayos X en los ojos"; si alguien no la visto, que lo haga...este verano, por ejemplo ;-)

Cendrero, la serie "Algunos relatos de Edgar Allan Poe" te está quedando sublime. No necesitas sugerencias, cuéntanos los relatos que más te ha gustado. Y con el mismo cariño y entusiasmo.

Cendrero (Adm. El Busto de Palas) dijo...

Hola Dani, gracias por el comentario!

La película de "La Obsesión" me suena de haberla oído en algún sitio, pero me parece que no la he visto. La verdad es que las películas de serie B (pero las buenas, como tú dices) me gustan, tienen un encanto especial, a mí por lo menos siempre me ha parecido así...

Y bueno, me alegro mucho de que te esté gustando la serie, muchas gracias. Por ahora no sé cuanto alargarla, porque gustar me gustan todos los de Poe, para qué engañarnos... creo que voy a hacer unas 15 o 20, pero los voy a ir mezclando con otros autores (el próximo quizás sea Lovecraft, ya lo pensaré). E incluso puede que los publique de forma más separada, para que sea todo más ameno... Se lo dejaré al azar, ya veremos lo que me apetece con el tiempo :D

 

El Busto de Palas está bajo licencia Creative Commons | Template design by O Pregador | Powered by Blogger Templates