El Reloj del Apocalipsis, una metáfora del peligro nuclear

En 1945, los estadounidenses detonan dos bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki, las únicas explotadas con fines bélicos. Tras este desastroso acontecimiento, los físicos del Proyecto Manhattan deciden poner en marcha una revista que avise al mundo de los peligros de la energía nuclear con fines bélicos, la Bulletin of the Atomic Scientists (todavía en funcionamiento, como podéis observar en el enlace anterior). Fundada por el biofísico Eugene Rabinowitch y apoyada por importantes figuras como Albert Einstein, Robert Oppenheimer o Bertrand Russell, la revista enseguida alcanzó importancia entre los científicos.

Su objetivo era el de informar sobre las decisiones y políticas acerca de las bombas atómicas y otras armas de destrucción masivas al mundo, con el objetivo de que poco a poco se frenara su producción y de que la sociedad se concienciara de su peligro. Por aquél entonces, estos científicos estaban especialmente preocupados porque creían que las bombas lanzadas por los estadounidenses serían sólo las primeras de una gran serie de desastres atómicos, por lo que empezaron a alertar a la comunidad científica del peligro. Una de las más interesantes ideas que tuvo la revista para mostrar este verdadero peligro fue la de crear un reloj simbólico que representara el peligro al que el mundo está expuesto, el Reloj del Apocalipsis (o Reloj del Juicio Final).

En este reloj, la medianoche simboliza el desastre total de la Tierra y la vida, es decir, el Apocalipsis. La humanidad, representada por el minutero, está siempre a escasos minutos de alcanzar la medianoche. La cercanía que está el minutero de la medianoche es el nivel de peligro al que el mundo está expuesto. Por lo tanto, si el minutero marcara como hora las 23:59, significaría que estaríamos a punto de desatar un desastre destructivo irreparable, peligro que se irá reduciendo según nos alejemos de esa fatídica hora y le vayamos restando minutos a la hora actual.

La idea de crear este reloj fue de Martyl Langdorf, esposa de uno de los participantes en el proyecto Manhattan, en el año 1947. En un principio, el reloj no estaba diseñado para que su manecilla se moviera, sino que era una imagen fija que representaba la necesidad de actuar rápidamente. El minutero, que se colocó a siete minutos de las doce, era una simple señal de urgencia colocada así para mostrar el peligro. La idea de que el minutero fuera cambiando de lugar según los acontecimientos vino más tarde (concretamente, dos años después), cuando se intentó dramatizar aún más la situación y mostrar con más realismo los acontecimientos que ocurrían.

De esta forma, cada vez que ocurre un acontecimiento relacionado con la seguridad mundial, el minutero reajusta su posición. Los cambios han sido muy ilustrativos a lo largo de la historia. Tras empezar con un esperanzador 23:35, en 1949 el minutero se coloca a tres minutos de la medianoche, en el 23:57. Este cambio es la representación de un importante acontecimiento: El por aquél entonces presidente estadounidense Harry S. Truman comunica que la URSS ha empezado a hacer pruebas nucleares con fines bélicos. Tras la negación de estos hechos por parte de la Unión Soviética y la indignación de los estadounidenses, se potencia enormemente la carrera armamentística por ambos bandos.

A lo largo de toda su historia, este reloj ha variado en muchísimas ocasiones y ha marcado fechas bastante distantes entre sí, aunque siempre cercanas a la medianoche. La aproximación más grande a las 00:00 fue en el año 1953, cuando se colocó a sólo dos minutos de la medianoche (23:58). En este año, tanto EE.UU como la URSS deciden empezar a desarrollar las bombas de hidrógeno (más conocidas como "Bomba H" o "Bomba termonuclear"). Además, Estados Unidos demuestra el poder de esta armas al vaporizar completamente un pequeño islote en el Pacífico (literalmente, no dejó nada de él, lo destrozó al completo).

Por supuesto, también han existido buenos momentos en la historia del reloj, y en más de una ocasión se ha alejado a una distancia considerable de la medianoche. El momento en el que el minutero se colocó a más distancia de las 00:00 fue en el año 1991, cuando se colocó a unos 17 minutos de la medianoche (23:43). Esto se debe al fin de la Guerra Fría y al compromiso por parte de ambos bandos de desmantelar su armamento atómico. Bajo estas líneas tenéis todas las variaciones que ha sufrido el reloj desde su puesta en marcha (pinchad en la imagen para ver la gráfica más grande) y aquí podéis ver en más detalle el porqué de cada cambio:



Este reloj se convirtió en uno de los símbolos más representativos de la Guerra Fría y muestra de forma alarmante el peligro al que estuvo expuesta la humanidad. Sin embargo, desde que acabó esta carrera armamentística, hay quien cree que el reloj ha perdido su importancia como aviso del peligro que sufrimos. Para ello, sus creadores también añadieron en este reloj otros factores de peligro, como el posible cambio climático causado por el hombre (recalco de nuevo la importancia de la palabra "posible"), enfermedades virulentas, plagas, investigaciones descontroladas en la nanotecnología...

El último cambio en las manecillas del reloj se realizó este mismo año, en enero de 2010. Los responsables del reloj decidieron colocar la manecilla a seis minutos de la media noche, es decir, en las 23:54. Este favorable cambio (en los años anteriores la manecilla estuvo situada en las 23:55, por lo que retrocedimos un minuto) se debió a los pactos internacionales para reducir el arsenal atómico y regular el clima, y la importancia de las promesas con la subida al poder de Obama en Estados Unidos.

Desde su creación, el reloj ya ha cambiado la posición de sus manecillas un total de diecinueve veces, situándose a día de hoy en una posición intermedia dentro de todos estos cambios. Aunque quizás actualmente no tenga tanta importancia como tuvo hace unas décadas, sigue siendo un recordatorio de que los humanos siempre nos encontramos a unos escasos minutos de la medianoche.

PD: Dejo como curiosidad final esta canción de Iron Maiden, llamada "2 Minutes to Midnight", claramente inspirada en el Reloj del Apocalipsis.

Fuentes

Reloj del Apocalipsis
Bulletin of the Atomic Scientists - Wikipedia
1ª imagen
2ª imagen
3ª imagen
4ª imagen

10 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Esto es algo parecido al DEFCON. Supongo que la crísis de los misiles de cuba sería también crítica. Sin embargo no afectaria al atentado de las Torres Gemelas, que representó otro tipo de guerra, muy alejada de la convencional.

Dani dijo...

Fabuloso.
Definitivamente, Cendrero, tienes que leer Watchmen... Sí, el reloj sale en el cómic.

Este post es muy muy bueno. Felicidades, máquina.

octopusmagnificens dijo...

En Watchmen, la película, el Dr. Manhattan no le concede mucha utilidad al reloj...

Alejandro (vuestro humilde narrador) dijo...

Mirándolo fríamente, me parece una tontería un pelín sensacionalista, no le veo necesidad si la información es buena, el hecho de acercar la manecilla a las 12h sólo implicaría crear terror en la población. Si bien es cierto que su valor gráfico para representar el desastre es muy práctico. Supongo que ha sido el cómic de Watchmen el que te ha impulsado a escribir esto, no?
Muy bien documentado, desconocía toda la información; me quedé con lo del cómic... ;)

Marcos Callau dijo...

Me ha parecido muy interesante y positiva la creación de este reloj tan necesario para advertir a la humanidad. Ojalá llegue un día en que sea la una del mediodía. un abrazo.

Cendrero (Adm. El Busto de Palas) dijo...

--Perdón por tardar tanto en responder, he estado muy muy ocupado estos días--

@PEPE CAHIERS: Efectivamente, es parecido al DEFCON, es una muy buena comparación. Gracias por la aportación, todos esos sucesos que mencionan tienen repercusión en el movimiento del reloj. Saludos Pepe :)

@Dani: Leeré Watchmen, no me queda otra opción ;-) Muchas gracias por tus palabras Dani, me alegro de que te gustara.

@octopusmagnificens: Tampoco he visto la película, tendré que remediarlo xD Aunque antes creo que voy a leer el cómic, se lo tengo prometido a Dani (segundo comentario) desde hace tiempo ;-)

@Alejandro (vuestro humilde narrador): Alejandro, si ves lo que le he contado al segundo y tercer comentario verás que no, el responsable del post no ha sido Watchmen xDD Jo, todos lo habéis leído menos yo ;-)

La verdad es que a primera vista sí que puede resultar algo sensacionalista, pero hay que tener en cuenta el contexto histórico en el que se creó: Las bombas atómicas eran una realidad palpable, las potencias mundiales las estaban desarrollando con rapidez y poco a poco iban siendo más destructivas. Esto es para concienciar de forma efectiva a la población y a los políticos, que parecían no darse cuenta de la situación. En fin, desde que se acabó la Guerra Fría ya tiene menos importancia, como he comentado.

@Marcos Callau: Quizás algún día lo logremos Marcos, quizás con algo de suerte podamos verlo nosotros mismos... Gracias por comentar, yo también veo importante la creación de este reloj en la época de proliferación de armas nucleares, era necesario.

Alejandro (vuestro humilde narrador) dijo...

Si, te doy en parte la razón, pero en un mundo ideal no haría falta concienciar a la gente ni a los políticos de esa manera. De hecho es de concienciar a la población en algo es una tarea verdaderamente difícil, sólo hay que ver las estadísticas de muertes en la carretera...

Saludos.

Yunni dijo...

No sé, los comentarios del señor Alejandro me ha puesto a reflexionar mucho ¿Qué tal que no hubiera existido este reloj? ¿Se hubieran producido más guerras mundiales con armas nucleares? ¿Estaríamos ahora en un mundo post-apocalíptico peleando con palos y piedras como sugirió Einstein? No olvidemos la teoría del caos con su efecto mariposa.

PD: Disculpa por comentar tan tarde Cendrero.

Alive dijo...

Ahora ya no creo que este reloj sirva para concienciar a mucha gente, principalmente porque apenas es conocido entre la mayoría de las personas (pregunté a algunas, y todas me contestaron que no sabían de qué iba esto... igual lo que pasa es que ellas, y yo también, somos demasiado incultos en este tipo de temas :)).

Saludoss.

Cendrero (Adm. El Busto de Palas) dijo...

@Yunni: No pasa nada por comentar ahora, nunca es tarde :) Lo que siento yo es la tardanza que he tenido para responder, lo siento, he estado bastante ocupado y no he sacado tiempo para ello.

Yo creo que, a pesar de que el reloj no hubiera existido, la humanidad podría haberse mantenido viva, evitando entrar en una estúpida guerra nuclear. Aunque, como bien dices, de un pequeño hecho pueden surgir grandes consecuencias, quién sabe lo que podría haber pasado.

Gracias por el comentario.

@Alive: Sí, tienes razón, a día de hoy a perdido muchísima importancia, seguro que en su época tuvo una repercusión bastante más destacada. Como he dicho en el artículo, su principal objetivo fue el de alertar del peligro nuclear, y a día de hoy este tema no es tan candente como lo era hace algunas décadas. Esperemos que poco a poco pierda totalmente su importancia como indicador del peligro nuclear :)

 

El Busto de Palas está bajo licencia Creative Commons | Template design by O Pregador | Powered by Blogger Templates