Sobre la homeopatía y la universidad

A día de hoy, una de las pseudociencias más extendidas es la homeopatía. Miles de personas creen en la homeopatía y se medican con ella, sin saber lo que están haciendo realmente. Antes de nada, dejemos clara una cosa: ¿Qué es la homeopatía? La homeopatía es una "medicina alternativa" carente de cualquier prueba o base científica. Sus defensores argumentan que la homeopatía funciona así:

En primer lugar, se mezcla una determinada sustancia en una cantidad de agua (concretamente, se suele diluir la sustancia en una proporción del 10%). Entonces, se agitan ambas sutancias hasta formar una mezcla homogénea. A continuación, esta sustancia se vuelve a diluir una y otra vez en cantidades cada vez mayores de agua. Como podéis leer en este magnífico artículo, las mezclas homeopáticas más típicas suelen tener disueltas 1 molécula de principio activo por cada 1030 moléculas de agua. Según los homeópatas, cuando más diluido está un remedio homeopático, más potente es.

Por supuesto, esto es una cantidad miserable de la sustancia inicial en comparación con la enorme cantidad de agua que tenemos. Entonces, si estas cantidades son tan pequeñas e insignificantes ¿en qué se basa la homeopatía? Según parece, el agua tiene memoria, y puede recordar las sustancias que han estado en ella, por lo que actuaría de una forma u otra según el principio activo que introducimos en el primer paso. De esta forma, el agua podría curar determinadas enfermedades gracias a la memoria de las sustancias que han estado en ella.

Evidentemente, esto es una hipótesis falsa, carente de cualquier base científica. Como podemos ver en estudios científicos, su eficacia es completamente nula (o, al menos, es tan eficaz como lo puede ser cualquier otro placebo). Nada mejor que esta cita para demostrar lo ridículo que es:

"Curiosamente, el agua que se ofrece como tratamiento no recuerda las vejigas en que se guardó, ni las sustancias químicas con cuyas moléculas estuvo en contacto, o los otros contenidos de las alcantarillas en las que estuvo, o la radiación cósmica cuyas ráfagas la atravesaron" - Singh, S., & Ernst, E

¿Te parece disparatado? Pues más extraño aún te parecerá otra de las afirmaciones de la homeopatía: Lo similar se cura con lo similar. Es decir, si alguien padece los síntomas de una determinada sustancia tóxica, el elemento que se debe introducir el agua para formar en el remedio homeopático debe de ser el mismo o similar. Por supuesto, esta afirmación también carece de cualquier prueba científica.

Durante largos años se ha especulado sobre su posible eficacia, pero una vez tras otra se acaba demostrando que ninguna prueba la avala. Por ejemplo, en el siguiente vídeo podremos ver el famoso caso Benveniste:



El creador de la homeopatía fue Samuel Hahnemann, quien, en el año 1810, publicó un libro llamado "Organon del arte de curar", la base de la homeopatía. A día de hoy, sus teorías han sido refutadas cientos de veces y la comunidad científica las ha tachado de pseudocientíficas. Sin embargo, en cualquier lugar podréis encontrar una clínica homeopática.

Lo peor de la homeopatía es que miles de timadores están ganando dinero mediante engaños. Y, peor aún, muchísimas personas desesperadas dan la espalda a la medicina oficial y prefieren someterse a tratamientos homeopáticos, lo cual puede llegar a provocar la muerte. Cuando una enfermedad es tratada con homeopatía en vez de verdadera medicina científica, las vidas de los pacientes están en peligro y pueden llegar a morir o empeorar gravemente, como podemos ver en esta desoladora recopilación de personas que han muerto por confiar en los timadores homeopáticos y no hacer caso a la ciencia.

¿Pero por qué hoy estoy hablando sobre la homeopatía? La razón es muy triste: Hace unos días, la universidad de Zaragoza puso en marcha, junto con una empresa homeopática, una cátedra para impartir y divulgar la homeopatía. Por supuesto, esta es una noticia vergonzosa para toda la comunidad de médicos, científicos y para cualquiera con algo de sentido común.

Dicho esto, os copio aquí el manifiesto-iniciativa que ha puesto en marcha el blog "La ciencia y sus demonios", el cual ya está siendo extendido por toda la blogosfera.

Manifiesto por una universidad libre de pseudociencia

Ante la cada vez más abundante proliferación de conferencias, cursos, seminarios y todo tipo de actividades que diferentes corrientes pseudocientíficas están desarrollando dentro del marco de las universidades españolas y latinoamericanas, tendencia que cristaliza en la reciente creación de una Cátedra de Investigación sobre Homeopatía en la Universidad de Zaragoza, los abajo firmantes (científicos, profesores, alumnos y ciudadanos en general) nos vemos en la necesidad de manifestar lo siguiente:

La colaboración entre la Universidad y la Empresa, así como con otros organismos y agentes sociales es enriquecedora, productiva y debe ser considerada como una de las prioridades de la política universitaria. Los acuerdos y contratos para la transferencia de resultados de la investigación a la empresa privada pueden representar una importante fuente de financiación para las universidades públicas; los cuales, desarrollados convenientemente, permiten una mayor productividad científica y la optimización de las aplicaciones de tal actividad. Sin embargo, creemos que no es justificable que la Universidad busque vías de financiación a cualquier precio, y aún menos si con ello pervierte su filosofía y fines fundamentales.

La Universidad Pública, como cualquier otro organismo de la administración, debe estar al servicio del ciudadano, manteniendo un contacto permanente con la sociedad de la que forma parte, mediante una comunicación constante que permita la sintonía entre el mundo universitario y las necesidades sociales. Para cumplir estos objetivos, la Universidad debe ser un adalid en lo referente a innovación y a exploración de nuevos caminos para el conocimiento. La Universidad nunca debe ser una estatua, sino una animación en constante movimiento.

No es posible entender la función investigadora y el compromiso social de la Universidad sin la imbricación con su papel fundamental en la formación de ciudadanos libres, capaces de enfrentarse al mundo mediante una mentalidad crítica que les permita escapar de las cadenas de la irracionalidad, la superstición y la ignorancia. Esta función docente, completamente consustancial a la institución universitaria, va más allá de las aulas, al representar la Universidad un referente en cuanto a conocimiento y racionalidad para toda la sociedad.

En este sentido, la Universidad juega un papel muy importante ante el avance que en la sociedad contemporánea están teniendo determinadas corrientes anticientíficas y antirracionales, que pueden suponer un significativo retroceso hacia el oscurantismo y la superstición, algo que se encuentra en el polo opuesto de los objetivos universitarios. Nos preocupa, como universitarios y como ciudadanos, que bien entrado el siglo XXI cada vez prolifere un mayor número de terapias más próximas a la magia que a la medicina, en muchas ocasiones amparadas por instituciones y empresas médicas profesionales; nos preocupa que presidentes de gobierno consulten astrólogos; que pulseras mágicas declaradas oficialmente fraudulentas sean portadas por ministros de sanidad y constituyan el regalo más vendido de las últimas navidades; que cada vez haya más ciudadanos que crean firmemente que las vacunas son tóxicas y nefastas para la salud; que aumente el número de enfermos que abandonan el tratamiento médico para abrazar alternativas esotéricas; nos preocupa muy seriamente que gran parte de la población vuelva a confiar más en los curanderos que en la medicina científica.

Nos preocupa que la Universidad pueda convertirse en un mercadillo que de cabida a cualquier alternativa irracional al conocimiento científico. Sólo una mal entendida apertura de mentalidad puede justificar que se enseñe alquimia en las Facultades de Química, ufología en las de Física o el diluvio universal en las de Historia. Ofrecer el foro universitario a las pseudociencias, en igualdad de condiciones con el conocimiento racional, no se traduce en ningún enriquecimiento cultural, sino en una validación universitaria de la superstición y la charlatanería. Difícilmente podremos educar a nuestros hijos sobre la inexistencia de bases empíricas en la predicción astrológica si van a encontrar en el campus universitario cursos de postgrado en astrología.

Reza una de las máximas en ciencia que la razón no debe aceptar algo como cierto sólo porque lo afirme mucha gente o porque lo suscriban personajes importantes, y que siempre es necesario detenerse ante cualquier afirmación y dudar sobre si es o no cierta. Esto obliga a actuar mucho más despacio, a sopesar cuidadosamente las opciones, a avanzar con cautela ante cualquier tipo de propuesta. Y esta es una de las cosas que creemos firmemente que debe enseñarse en las universidades.

Por todo ello, nos preocupa que la Universidad de cabida a cursos sobre acupuntura, a conferencias sobre creacionismo, a seminarios sobre astrología y a cátedras sobre homeopatía. Nos preocupa especialmente si no se enfocan como un debate crítico y un análisis racional, sino con un presupuesto de funcionalidad y validación científica de los que no sólo carecen, sino que están en frontal oposición al espíritu crítico universitario.

En el caso concreto de la homeopatía, aunque de igual aplicación para el resto de pseudociencias, no se ha demostrado científicamente ni su fundamento teórico (que contradice nuestros conocimientos sobre química y medicina más elementales), ni su efectividad más allá de un placebo. Décadas atrás, se destinaron importantes estudios a buscar una posible base en los postulados homeopáticos, los cuales no han variado significativamente en doscientos años, base que jamás se encontró.

Nos resulta extremadamente paradójico que mientras gobiernos europeos retiran fondos y apoyos estatales a la práctica homeopática, en España se instauren cátedras dentro de las universidades públicas. El aval que esto supone, sitúa a la homeopatía, a la astrología o al espiritismo dentro de la categoría de disciplinas universitarias; máxime cuando no nos encontramos exclusivamente ante una actividad de investigación sobre un fenómeno dudoso, sino ante una institucionalización dirigida a la formación y divulgación de estos postulados.

Consideramos por último, que si bien está justificado profundizar y destinar fondos a cualquier aspecto que pueda ser investigado, la especial situación económica actual convierte la inversión de esfuerzo y medios en este tipo de disciplinas totalmente desacreditadas en un acto de puro despilfarro de recursos, que podrían emplearse en líneas de investigación y docencia muchísimo más prioritarias.

Las personas que desde distintos estamentos y colectivos de la sociedad suscribimos este manifiesto, deseamos llamar la atención sobre este importante aspecto al conjunto de la población y, especialmente, a las autoridades académicas y gubernativas, confiando en que la razón acabe imponiéndose sobre la superstición y el oscurantismo.

-------------------------

Para firmar el documento, podéis hacerlo en el siguiente enlace, simplemente tenéis que introducir un nombre y vuestro e-mail, nada más. Yo ya lo he hecho.

18 comentarios:

Marcos Callau dijo...

Desgraciadamente, lamentablemente para mí, me llega tarde este texto amigo Cendrero. Hace unos cuantos años fui timado por la homeopatía o, mejor dicho, por un "jeta" que se llamaba a sí mismo Homeópata y que me cobró cien euros por consulta. Menos mal que sólo fui una consulta. Estaba bastante desesperado en aquella época y además la consulta no era para mí sino para una "amiga" que padecía ansiedad. Tardé demasiado tiempo en saber que la ansiedad se cura con psicología y que mi "amiga" tenía mucho cuento. En fin, cosas que pasan. De todas formas agradezco y apoyo el texto que hoy nos ofreces.

Dani dijo...

Cendrero, igual que hiciste con la astrología (Efecto Forer) lo has dejado muy clarito y explicándolo con tu estilo tan particular, que tanto me gusta.

A mí me sigue asombrando que después de tantos años, esta chifladura siga circulando. Sólo lo concibo, a la manera de Ambrose Bierce que definió (hace unos cien años) a los "homeópatas" como "humoristas de la medicina" :-D

Y ante lo de la Universidad de Zaragoza me quedo con las palabras del gran Ayala hoy:
http://blogs.elcorreo.com/magonia/2010/10/29/-la-homeopatia-tiene-ningun-fundamento-cientifico-recuerda

fisilosofo dijo...

Entrada muy aclaradora. Esperemos que llegue un tiempo en el que páginas como "What's the harm" que has enlazado sean innecesarias, porque nadie sea engañado en falsas terapias.

Saludos

Alive dijo...

Excelente artículo; muy bien explicado todo. Yo cuando leo cosas de la homeopatía, astrología y demás pseudociencias siempre espero que venga algún "profesional" de ellas a explicarnos por qué creen que son verdad... aunque lo malo es que cuando vienen nos llegan con teorías conspiranoicas :).

Por cierto, Cendrero, al final vas a acabar haciendo una serie sobre las pseudociencias :).

Saludoss.

Pablo dijo...

Yo también lo colgó en el blog, hay que conseguir difundirlo todo lo posible.

Seguro que no van a quitar esta cátedra, pero al menos sabrán que no se la pueden colar a todo el mundo.

Alejandro (vuestro humilde narrador) dijo...

La homeopatía no es más que un placebo, aunque bastante caro y no sólo por sus consultas sino por sus medicamentos. Nos guste o no, el placebo de la homeopatía más o menos funciona, sino el timo habría sido desmantelado hace tiempo. En todo caso, lo vergonzoso es que una universidad tome una iniciativa de este tipo.

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Y esto es solo la punta del iceberg. En nuestro contexto legal actual (y en casi todo el mundo) no se puede impedir que se comercialze ningun producto o servicio, salvo que sea descaradamente nocivo (salvo el tabaco, el alcohol y el juego, que pese a ser malos de necesidad, reportan pingues ingresos a los estados). Y porque si prohibimos la homeopatía, deberíamos acabar prohibiendo la religión o los horoscopos.
Vamos que con el nivel de ética requerido para montar un negocio (ninguno) , si los trileros y los ladrones pagaran impuestos, serían legales.
Asco me dan, asco total.

Cendrero (Adm. El Busto de Palas) dijo...

Perdonand por estar tanto tiempo sin responder comentarios, he estado muy muy ocupado y no he podido responderos a todos hasta hoy. Lo siento :-( Ahora que tengo tiempo voy a intentar responder a todos, si me dejo a alguno avisad ;-)

@Marcos Callau: No pasa nada Marcos, lo importante es darse cuenta de que en realidad todo era un engaño y no volver a caer en estos timadores. La culpa es únicamente de los homeópatas, que únicamente intentan ganar dinero a base de gente que tiene problemas graves. Es vergonzoso que los homeópatas sigan con su trabajo intacto, seguro que tu amiga se sintió se sintió timada tras su sesión.

Gracias por contar tu experiencia.

@Dani: Gracias Dani, me alegro de que te gustara el artículo. Quizás algún día la sociedad deje a un lado a los homeópatas y este timo deje de circular. Pero, por ahora, ese día está muy lejos aún. Es completamente inmoral su forma de aprovecharse de la gente, qué vergüenza...

Como siempre, genial Bierce. Y muy interesante el enlace que dejas, gracias ;-)

@fisilosofo: Esperemos que sí, yo tengo confianza en que algún día dejen de circular este tipo de pseudociencias.

Gracias por tus palabras, fisilosofo.

@Alive: Gracias, me alegro de que te gustara. Los pseudocientíficos nunca dan la cara para defender sus teorías frente a un científico porque saben que llevan todas las de perder :-P Y, por supuesto, no quieren arruinar su negocio.

Jeje, denunciar pseudociencias también forma parte de la labor de divulgación científica ;-)

Gracias por el comentario.

@Pablo: Me alegro de que tú también te apuntaras, a ver si conseguimos difundir esta iniciativa todo lo posible y, por lo menos, hacer algo de ruido. No creo que ya consigamos nada, pero por lo menos mostraremos el descontento :-)

Gracias por el comentario.

@Alejandro (vuestro humilde narrador): Lo que no se puede hacer es engañar a la gente de este modo, por mucho que funcione un placebo :-( Además, para cosas graves un placebo no es suficiente. Quizás para un pequeño ataque de nervios, o para un resfriado, pueda servir, pero cuando se trata de curar una enfermedad importante la homeopatía se derrumba totalmente porque el efecto placebo no es suficiente. Además, aunque tuviera la suficiente fuerza, es inmoral usar una mentira para curar a la gente.

Gracias por tu aportación, Alejandro.

@Lucifer, Becario del Mal: Es lo malo de los homeópatas, que se refugian en cualquier rescoldo legal para seguir timando a la gente y continuar con su negocio de mentiras y falsos tratamientos. Mientras tanto, miles de personas desesperadas estarán entregándose a esta "medicina alternativa" y dejando a un lado la medicina de verdad. Una pena.

Gracias por comentar, Lucifer.

Alejandro dijo...

Cendrero, yo te doy toda la razón, ¿pero porque la gente no se da cuenta cuando son casos graves? Es que està claro que no funciona!!! Es muy triste... Creo que la homeopatía aparte del placebo debe de haber un componente de fe o religioso, de lo contrario no me lo explico.

Saludos.

Denisse Paredes dijo...

que pena me dan todos ustedes estan tan cegados por su ego que no se dan cuenta que la homeopatia y la medicina holistica son complementarias!!!!!! no se si conocen esa palabra???? y la idea es trabajar de la mano con la medicina alopata para AYUDAR a la gente en sus vida y en la salud algo fundamental para la vida, ademas no necesitamos de estudios cientificos para saber que una persona no es soloo el cuerpo tambien es mente, alma, espiritu y nergias vitales pero que van a saber ustedes de todo eso!!!!! los terapeutas naturales los invitamos a trabajar juntos por la comunidad ... ohhh!!!! necesitan ver mi cuenta de ahorro???

Anónimo dijo...

Denisse:
1.- presupones que hablamos por ego y no por conocimiento. Craso error, ya que está claro que hemos leido mas que tú sobre medicina y homeopatía.
2.- no son complementarias, nada indica que la homeopatía tenga ningún efecto en absoluto.
3.- no hay medicina alópata, salvo que eso signifique 'la que cura de verdad'. si supieras algo de medicina sabrías que puede curar de muchas formas y no parte de la base de que tiene que curar necesariamente de una u otra forma.
4.- si quieres ayudar hay cientos de formas que no confunden ni inducen a tomar decisiones equivocadas ni suponen un gasto inútil para lo que se pretende tratar
5.- la medicina no pretende curar ni el alma ni el espírtu ni las energias vitales, eso no puede curar un cuerpo enfermo. Y cualquier cosa que se pueda curar con una charla y azucarillos no merece ser llamada enfermedad, se llama 'búscate un amigo/ habla con un sacerdote/tómate unas vacaciones'
6.- ¿qué sabemos de todo eso? pues seguramente mas que tú. Por ejemplo sabemos que el cerebro suele creerse lo que uno quiere creer, y que el efecto placebo existe. En cambio parece que a los homeópatas no les preocupa investigar y comparar sus datos con un grupo de control.
7.- la homeopatía no tiene nada de natural, la hacen por proceso industrial como todas, con con componentes que no tienen mas 'naturalidad' que la aspirina o cualquiera de los 92 elementos naturales de la naturaleza, llamados elementos químicos de la tabla periodica.
8.- nunca un homeópata o naturista ha invitado a ningún médico a tratar a un paciente difícil. Ni siquiera le derivan a un médico cuando todo falla y el paciente no mejora. Simplemente le siguien vendiendo humo.
9.- No necesito ver tu cuenta de ahorro, eso no afecta para nada a la discusión. Ser pobre o rico no da ni quita razón. Ni asumo que todos los homeópatas son ricos o codiciosos.
10.- de esto concluyo que te dedicas a la venta al detalle de remedios herbales, homeopatía, libros sobre el poder de las pirámides, grupos de terápia con chacras, velas de colores y barritas de incienso. Me parece muy bien mientras no le llames medicina.

Anónimo dijo...

Hola a tod@s! Una vez leídos buena parte de los comentarios aquí escritos, me siento en la obligación de contaros mi caso. Yo no me dedico al tema de la salud, sino a la música, pero me gusta el estudio de todo lo relacionado con las terapias naturales, como hobby, porque considero que es mucho mayor lo que desconocemos (lo que no se puede ver, medir, pesar, etc) que lo que conocemos. Se habla mucho de la homeopatía como efecto placebo, no obstante, es un bendito placebo! Porque lo cierto es que a mucha gente le funciona y por eso se está extendiendo. Lo extraño es que pueda funcionar un placebo en un bebé. Lo cierto es que mi bebé con dos meses tenía un problema que sólo se resolvía con cirujía. Fuimos a todos los médicos y estaba claro: anestesia, cortar, extirpar y coser. Así que antes de intervenir en un niño tan pequeño probamos con la homeopatía. En 15 días empezó a deshacerse y en un mes desapareció. Después de esto, el niño ha tenido todo tipo de virus, como todos, del estómago, de garganta, otitis, molestias dentales, etc. y lo cierto es que he recurrido a la homeopatía en primer lugar y siempre le ha funcionado (muy rápido y muy bien). También hay que decir que el médico que le atiende es muy bueno (cirujano e historiador), homeópata unicista, está siempre disponible para llamarle a lo largo del día y preguntarle lo que sea. Además, sus consultas son mucho (pero mucho) más baratas que las de cualquier médico privado. Es posible que esto no sea lo normal, pero ojalá que algún día llegara a serlo, porque gracias a este gran profesional, médico holístico (ya que él sí complementa la ciencia convencional con la "menos convencional") mi bebé no ha tenido que tomar ningún fármaco en sus casi 18 meses de vida (ni ha tenido que pasar por quifórfano, claro está). Sin más, espero que esta experiencia os sea de utilidad. Un saludo a tod@s.

Anónimo dijo...

Al farsante anterior, por favor explicanos cual era esa enfermedad que requeria cirugia en un bebé y como ha tenido tantas infecciones en 18 meses si ya tenia esa edad cuando supuestamente empezaste a consultar médicos. Tu ni eres padre siquiera, porque recomendar no llevar a un bebé al médico no es de padre, es de malnacido.
Recomiendo moderar esta entrada en adelante, no sea que otro charlatán venga aquí a pegar mas propaganda gremial.

Anónimo dijo...

Una última cosa. Es cierto que en las personas mayores, la homeopatía por sí sóla no va a resolver un problema grave, pero sí puede ayudar. Por otro lado, hay problemas graves que con la medicina convencional se empeoran más y más a cada paso que se da (y hablo por propia experiencia) mientras que con las terapias naturales, si se combinan todas las posibles (no sólo homeopatía) los resultados son excelentes. De hecho, pude tener a mi hijo gracias a estas terapias naturales que me evitaron tener que tomar una medicación que me imposibilitaba quedarme embarazada durante al menos dos años (y transcurrido este tiempo, a la mayoría de las personas les vueleve la afección y tienen que volver a tomarla otra vez). Yo me quité este problema de encima en tiempo récord con dieta, fitoterapia, hidroterapia y homeopatía. Y en tres años no ha vuelto!. Eso sí, este tratamiento me salió bastante caro.
Nuevamente, un saludo para tod@s!

Anónimo dijo...

Madre mía! Qué mala idea tiene la persona que ha escrito el comentario a mi comentario. Tan sólo quería mostrar, muy educadamente, una experiencia (sin llamar malnacido a nadie). Soy madre y no le digo a nadie que no lleve a su hijo al médico, tan solo digo que a mí me ha ido muy bien la homeopatía, ya que hablamos de ello. Y no soy ninguna farsante. Mi hijo no tiene más infecciones que el resto, parece que tú sí que no eres padre. El niño tenía un quiste en el escroto (y no era de aguafuimos a urgencias en cuanto lo detectamos (no tenía 18 meses cuando empezamos a ver médicos). Yo tan sólo quería mostraros una experiencia porque me ha dado mucha pena leer lo que aquí he leído (dada mi experiencia), pero con esta contestación que he recibido tan fuera de lugar, errada y con tan poca educación ya comprendo que es predicar en el desierto. Que tengan buenas noches.

Anónimo dijo...

Yo es que me parto, un quiste en el testículo disuelto por la homeopatía, que burrada madre mia. ¿y cinco doctores le dijeron que había que extraerlo "obligatoriamente" y usted se negó cinco veces para ponerse en manos de la homeopatía? ¿Acaso nos está tomando a todos por completos idiotas?
Y vuelve al ataque con el disrso 'copiar-y-pegar' con otro caso personal, como todos los que pululan por internet, la homeopatía que cura una enfermedad - que no nos dice - que es tan fuerte que requiere de medicaciones con severos efectos secundarios pero que TACHAN TACHAN usted prefiere quedarse embarazada de todas formas y confiar su curación a una dieta, paños calientes y pastillitas mágicas. ¿no será que también tomó anticonceptivos homeopáticos?
Típico ejemplo de propaganda homeópata por toda la internet: arguir un caso personal, en el punto justo en el que justifique el 'fracaso' y los 'peligros' de la medicina (a la que llaman convencional para mas cachondeo) y contraponerlo a la falta de efectos secundarios de la homeopatía. Lástima que no tenga tampoco mas efectos ni primarios ni secundaros que no sean llenarse los bolsillos.

Anónimo dijo...

dices que es ridículo curar una enfermedad con lo mismo que la causó,sin embargo en la actualidad la medicina se basa algunas veces en ese término, un ejemplo son las vacunas y los antídotos que en realidad es la misma materia prima de lo que causó la enfermedad, considero que mas que respaldos científicos el hecho que la homeopatía no sea una ciencia mas formal es por intereses económicos personales que se fueron engrandeciendo, hoy en día podemos ver el fraude de muchos medicamentos con "respaldo científicos" y el como las mismas empresas farmacéuticas generan enfermedades para vendernos la cura.

Anónimo dijo...

Por eso las vacunas son científicas,y la homeopatía no, porque las vacunas funcionan y la homeopatia no.
Y por fin llega la teoria de la conspiración, todo es un montaje para esconder los grandes logros de la homeopatía. Pues que sepas que toda la homeotariadel mundo LA FABRICAN GRANDES MULTINACIONALES ¿o te pensabas que eran cuatro hippies en un garaje?

Ah, y sobre que son las farmaceuticas las que inventan las enfermedades solo para poder vender, creo que ignoras que las enfermedades existen desde mucho antes que las farmaceuticas y que gracias al desarrollo conjunto de la medicina y la farmacia en el último siglo la esperanza de vida se ha doblado en menos de 100 años, como comprobarás si te molestas a informarte de lo que estas hablando en lugar de soltar el rollo conspiranoico de siempre.

Si la homeopatia no presenta resultados científicos es porque no quiere, cualquier persona que demuestre la memoria del agua solo tiene que pasar a recoger su premio nobel, y yo ofrezco un millon de dólares si me lo demuestras en una prueba de doble ciego con grupo de control. Pero como que no sabes ni de lo que te hablo y prefieres pensar que los 70 millones de medicos del mundo se ponen de acuerdo para ocultar la realidad, junto con todos los bioquimicos, analistas, profesores, editores de todas las revistas y centros de investigación del mundo, agencias del medicamento de todos los paises, todos los gobiernos electos de todos los colores políticos, los ayatolás de Iran y cualquier persona capaz de usar el PENSAMIENTO RACIONAL en lugar de creerse todas las chorradas homeopáticas basadas en la memoria del agua.
Por cierto, creo que esgtas haciendo un daño irreparable a la humanidad diciendo estas tonterias, alguien podría hacerte caso y dejar de medicarse, o lo que es peor, confiar su salvación A UNA PUTA MIERDA DE PASTILLAS DE AGUA CON AZUCAR QUE NUNCA HAN DEMOSTRADO NINGUN EFECTO POR ENCIMA DEL PLACEBO.

 

El Busto de Palas está bajo licencia Creative Commons | Template design by O Pregador | Powered by Blogger Templates