Curiosidades que desconoces sobre H. P. Lovecraft


Hoy vamos con un escritor extraño donde los haya, un icono de la literatura de terror, el maestro de su género (junto a E. A. Poe), el creador de una nueva mitología en pleno siglo XX, Howard Phillips Lovecraft. Con el tiempo también me gustaría hacer una serie analizando relatos suyos, como la que estamos haciendo con Poe (en unas semanas comenzaremos con ella, para no estar siempre con el mismo autor). Pero antes, vamos a ver algunas curiosas anécdotas de su vida:

- Desde pequeño, Lovecraft ya tenía tendencias diferentes a las de los demás chicos de su edad. Su madre, que no le dejaba jugar con sus amigos porque los consideraba de "menor categoría" o de "clase baja", lo aislaba de los demás y le decía que era realmente feo y que nunca llegaría a nada. Con un ambiente tan depresivo y tan poco apoyo por parte de sus padres, empezó a ser normal que el pequeño Howard hiciera de los oscuros bosques y cuevas su parque de juegos. Allí, completamente solo, se dedicaba a dejar volar su imaginación, pensando en hadas y extraterrestres (elementos que luego plasmaría en sus novelas claro). Mientras que los demás niños jugaban a pelearse o a hacer deporte, él se dedicaba a hacer representaciones históricas o a leer.

- Por supuesto, el joven Lovecraft amó siempre la literatura: A los dos años ya recitaba poesía, podía leer a los tres años y escribir a los 6. A los cinco años ya había leído una adaptación de la "Ilíada" y "Las mil y una noches". Su género favorito era el policíaco, afición que lo llevaría a crear,a los trece años, una agencia de detectives llamada "Agencia de detectives de Providence" (Providence era su lugar de nacimiento). Sin embargo, ese juego enseguida le cansó y volvió a la literatura.

- Se dice que, cuando empezó a descubrir la mitología clásica de los romanos y lo griegos, construyó altares para dioses como Artemisa, Apolo y Saturno. Todo ello influido por estas obras que tanto le fascinaban. Gracias a ellos, Lovecraft obtuvo la inspiración para muchas de sus criaturas mitológicas.

- Con sólo 16 años, tuvo en mente suicidarse, debido a la muerte de su abuelo, uno de los familiares con el que más contacto tenía. Lovecraft vivía como un ermitaño, viviendo sólo con su madre, y pensando en estudiar astronomía. Sin embargo, nunca consiguió ese objetivo, ya que, por desgracia para él (y por suerte para todos los aficionados a la lectura), se le daban muy mal las matemáticas.

- A lo largo de toda su juventud iría adquiriendo los rasgos que mantendría el resto de su vida. Por ejemplo, se declaró ateo con sólo 5 años, influido por la literatura que iba leyendo; desarrolló un fuerte racismo (se cree que este aspecto se fortalecería cuando, mientras vivía en New York, no obtuvo trabajo mientras que unos inmigrantes sí lo hacían); tenía miedo al mar, lo odiaba, posiblemente debido a una intoxicación que sufrió con el pescado de pequeño (de hecho, si lo miramos bien, la mayoría de sus monstruos provienen del mar); odiaba la luz, de hecho durante la noche es cuando más actividad tenía, es cuando leía, escribía y paseaba; y desconfiaba del género humano, pese a ser pacifista, por lo que pensaba que la guerra era algo que debía acompañar a la humanidad hasta su fin (quizás como causante de su fin).

- Incluso con 37 años, su personalidad y costumbres depresivas se acentuaron más aún. Le encantaba pasear de forma solitaria por la noche, visitando cementerios, como si de un fantasma se tratara. Amaba la soledad, su ambiente fantasmal y terrorífico. Durante ese período publicó algunas de sus obras más importantes, coincidiendo con una de sus épocas más emocionalmente tristes.

- También empezó a sentir una extraña sensibilidad a las bajas temperaturas (aspecto que proviene seguramente de su carácter enfermizo). Le resultaba muy incómodo, casi inaguantable, estar en un lugar que tuviera menos de 20º.

- Durante sus últimos años su carácter enfermizo aumentó, adquiriendo un problema de desnutrición grave. Lovecraft murió el 15 de marzo de 1937, debido a un cáncer intestinal.
"No está muerto lo que puede yacer eternamente,
y con extraños eones incluso la muerte puede morir"

- Cabe destacar también, como curiosidad final, que Lovecraft nunca publicó un libro, siempre envió pequeños relatos a periódicos y revistas. Han sido necesarios casi treinta años después de su muerte para que se empezara a reconocer la obra de Lovecraft y se publicaran libros con sus obras. Esto fue posible gracias a un grupo de escritores a los que ayudó Howard, un grupo llamado "El círculo de Lovecraft". Gracias a sus seguidores, sus obras han llegado hasta nuestros días.

Fuentes

- H. P. Lovecraft - Wikipedia.
- H. P. Lovecraft - La Rosa de los Vientos (programa de radio).

7 comentarios:

Dani dijo...

Muy buen artículo, Cendrero. He leído algo de Lovecraft, pero hace muchos años y poco la verdad; solamente el libro "La habitación cerrada". En su día me gustó, me pareció bueno pero no me enganchó como Poe.

Las anécdotas de la vida de Lovecraft que cuentas dicen mucho de sus relatos y su particular universo,no tenía ni idea de nada de la vida de este autor.

Es todo un placer aprender en el Busto de Palas.

PD.- Cuando leí a Lovecraft me interesé en un libro que sale mucho en sus relatos, el Necronomicon, lo tuve en mis manos pero lo perdí....una pena. ;-)

Leviatán dijo...

Qué bueno! Me ha gustado mucho este artículo. Lo poco que sabía de Lovecraft siempre me ha fascinado. Tenía que ser un hombre tan interesante... Si empiezas con los relatos será una buena excusa para ir leyendo cosas de él, porque de momento solo he leído un par de relatos (el alquimista y el de dagón).
Por cierto, los pasajes de la historia de la rosa de los vientos, que veo que usas como fuente, son geniales, me encanta como los hacía Juan Antonio Cebrían. Una lástima su muerte, hace poquitos años.
Qué habría en la cabeza de Poe y de Lovecraft para que saliera de ahí todo lo que salió... oscuridad... y nada más. Muy interesante, muy muy interesante el señor Lovecraft.
Saludos!!

Leviatán dijo...

Perdón, quería decir Juan Antonio Cebrián. Es lo que tiene no revisar las cosas después de escribirlas xD
Ya de paso aprovecho para recomendar a todo el mundo escuchar los pasajes de Loveccraft y Poe, están por internet. Y todos los demás, que hay algunos muy interesantes.

El Busto de Palas dijo...

¡Hola a todos, gracias por los comentarios!

@Dani: La verdad es que la vida de Lovecraft está a la altura de sus historias. Yo estoy empezando con él ahora, ya llevo unos cuantos relatos leídos y espero "exprimirlo" este verano, mientras los voy analizando, porque me está entusiasmando. Coincido con lo de Poe, a mí también me gusta más, siempre lo he considerado como mi escritor favorito. Aunque claro, también he leído mucho más a Poe que a Lovecraft, espero solucionar ese problema lo antes posible ;)

Vaya Dani, qué cabeza, perder el Necronomicon... Eres el primero que conozco que lo tienes, yo lo quiero XD... Qué vergüenza... Pues, ahora que mencionas el dato, existe una curiosidad sobre la falsedad/realismo del libro: Los colegas de Lovecraft, aprovechando la gran verosimilitud de la que se dotó al invento, gastaban bromas en las bibliotecas de la universidad, introduciendo en el registro una ficha falsa con el nombre de Necronomicon. Cuando todo el mundo iba en oleadas a buscarlo, casualmente nadie lo encontraba :)

@Leviatán: Los dos relatos que mencionas también los he leído yo, me encantan las "apariciones" súbitas que aparecen en ambos relatos... la escena transcurre tranquilamente y de repente aparece para sorpresa del protagonista un... (dejémoslo ahí).

Y por supuesto, los pasajes de la Rosa de los Vientos son geniales, muy bien narrados y con cosas muy interesantes, los utilizaré con más frecuencia para hacer este tipo de artículos.

"Qué habría en la cabeza de Poe y de Lovecraft para que saliera de ahí todo lo que salió... oscuridad... y nada más" Jajaja, muy buena la referencia al cuervo, me la apunto, me ha gustado.

Desilusionista dijo...

Bueno, la verdad es que yo soy bastante más de leer los relatos que de escucharlos, pero sea como sea, las atmósferas de Lovecraft o Poe son agobiantes de ambos modos.

Por cierto, conocía varios de los datos que cuentas, ¡pero no tenía ni idea de que Lovecraft quisiese ser astrónomo!¿significará eso que nunca llegaré a escribir nada de provecho?

Un placer BP...te tendré vigilado ;)

El Busto de Palas dijo...

¡Hola Desilusionista, un placer verte por aquí, muchas gracias por comentar!

Yo también prefiero leer los relatos en vez de escucharlos, te da más libertad para disfrutar a tu ritmo la obra, acelerando las partes que desees. Pero, si te refieres al programa que comenta Leviatán, en realidad esos programas no son relatos narrados, sino biografías de autores, es mucho más ameno que leerse una entrada de la Wikipedia ;)

Y bueno, si sigues estudiando física, podrás escribir divulgación científica, pero no podrás crear una mitología propia, es lo que tiene :)

Por cierto Desilusionista, por aquí me suelen llamar Cendrero, como habrás comprobado por el comentario de Dani (el primero). Parece que queda raro llamarme BP jeje, para ser más informales. La verdad es que tengo pendiente cambiarme el nombre del perfil, que queda feo poniendo el nombre del blog. Un día de estos lo cambio.

¡Saludos, espero volver a verte!

Iván Lopez dijo...

Excelentes cometarios y excelente ortografía. Gracias por compartir.
Aunque he leído muy poco de casi nada los últimos años.Creo que tengo que andar los senderos de la literatura,se ve muy interesante.

 

El Busto de Palas está bajo licencia Creative Commons | Template design by O Pregador | Powered by Blogger Templates